VOLVER AL INDICE

confeccionar en serie esta bandera (crema y verde nilo en diagonal) para ser izada en las plazas y en las calles.
Ninguna de las banderas de Huánuco tienen partida de nacimiento, es decir, documento que sustenta su origen.
La bandera actual (verde nilo y crema en diagonal), no está ligado a ningún acontecimiento histórico, geográfico ni social de nuestro pueblo . No tiene Ordenanza ni Resolución Municipal de su creación.

COLONIZACION DE POZUZO Y OTRAS CIUDADES
Hacia 1853 llegaron los primeros alemanes al Perú y se establecieron en Tingo María, Tarapoto, Moyobamba y el Amazonas, pero estos colonizadores fracasaron.
El promotor para que llegaran los campesinos y artesanos austro-alemanes a Pozuzo, fue el noble alemán Barón Cosme Damián Freiherr Schutz Von Holshausen. El 25 de julio del año 1859 llegaron a Pozuzo 170 colonos entre tiroleses y prusianos-
Años más tarde se colonizó Tingo María, luego Tournavista, después el Huallaga Central.

LA CARRETERA HACIA LA SELVA Y EL PROGRESO
La apertura de la carretera y la comunicación con Pucallpa dio dinamismo a Huánuco, convirtiéndolo en paso obligado y puerta de ingreso a la amazonía.
El intercambio comercial se hizo más fluido entre la sierra y la selva. Más tarde con la apertura de la Universidad Nacional «Hermilio Valdizán», Huánuco dio un gran paso en el campo de la cultura, acogiendo a su vez, no sólo a huanuqueños, sino sobre todo a estudiantes procedentes de la selva y otras partes del país.
En estos últimos años, tanto la Universidad Agraria de la Selva, así como la Universidad Huánuco siguen el mismo camino con sus diversas Escuelas y Facultades.

AÑOS DE TERROR Y BARBARIE Y LA GUERRA SUCIA
A partir de la década del 80 el pueblo vivió momentos de terror y barbarie. La violencia casi se generalizó en la Región Huánuco. El terrorismo, procedente de las filas de Sendero Luminoso y el MRTA, y por otro lado, del Estado, a través de la Marina y el Ejército, asolaron campos y ciudades. Asesinaron a miles de pobladores y a esclarecidos y queridos dirigentes, en nombre de esta Guerra Sucia, cuyas heridas aún quedan.
La Comisión de la Verdad, es cierto que hizo las investigaciones y planteó alternativas, pero el Estado, no ha hecho casi nada a favor de los familiares de las víctimas, por el contrario permanece de espaldas a la realidad.

 

VOLVER AL INDICE