VOLVER AL INDICE

Según los estudios de S. Maldonado, posiblemente el Imperio Yarowilca abarcó «desde Rapayán, Sur de Ancash), hasta el N. de Pasco y del río Marañón hasta las cumbres de la Cordillera Central».
|Se afirma que los yaros lograron tener tanto poderío que los incas tuvieron que aliarse formando la Confederación Inca-Yarowilca, siendo Wanucomarca la capital del Chinchaysuyo.

NACIÓN HUAMALI o HUAMALLI
Según la versión de W. Robles era un complejo de ayllus que vivían a ambas márgenes del Marañón. Eran muy belicosos, entre ellos: Los Huacrachuco,


Pariarca, Shinga, Phuñus y Llata. El ejército de Pachacútec, al mando de Capac Yupanqui, al llegar a estas tierras, se enteró que todas ellos se encontraban bajo la hegemonía de los yarowilcas. Fue Túpac Inca Yupanqui quien los sometió al Tahuantinsuyo.

NACIÓN WACRACHUCO
Habitaban la margen derecha del Marañón en las actuales provincias de Marañón y Huacaybamba. Se les dio este nombre debido a que llevaban en la cabeza sombreros en forma de cuerno. Estaba conformada por pueblos sumamente belicosos, tales como los Antas, Paucaricras, Callanes, Orejones. Rendían culto a los Amarus, a los aukillos y a las fuerzas de la naturaleza. Sus gobernantes se llamaron Campis. Adoraban a los espíritus, a los cóndores y a las fuerzas de la naturaleza.

NACIÓN WANUCO
Fueron pastores, agricultores y ganaderos, gobernados por el cacique Pumaganchis. José Varallanos dice que estaban divididos en: Allauca Huánuco (La Unión, Sillapata, Obas y Yanas), Ichoc Huánuco (Pachas, Llata, Puños, Singa, Tantamayo, Quivilla) y Huamali Huánuco (Jesús, Baños, Chavinillo y otros). Fueron tan aguerridos que combatieron a las huestes incaicas de Pachacútec por lo que el Inca los hizo pasar «a cuchillo con gran rigor», según la versión de Garcilaso.

ETNIAS
-Los Pillcos y los Chupaychos.- Se dice que los Pillcos fueron los primeros habitantes de este valle que vivieron a orillas del Río Grande u Orgomayo.


Varallanos manifiesta que cuando Inca Roca conquistó el valle de Jauja, los Chupacanas, derrotados, huyeron hacia la meseta de Bombón, luego ingresaron a este valle del Pillco y ocuparon desde San Rafael hasta Pillao.

 

VOLVER AL INDICE